Bollo se despidió con una victoria

0
288

Villa Mitre continúa en alza, ya instalado en el pelotón de arriba tras un primer semestre irregular. Esta vez, superó un flojo 1C defensivo para imponerse en cancha de Napostá por 91 a 73. El tricolor tuvo en Ramiro Heinrich (19 y 9 rebotes) y Cristian Miguel (16) a sus mejores exponentes; mientras que Javier Bollo se despidió con 12 y 5 tableros, ya que la semana que viene se sumará a Atlético Rosario del Tala para jugar el Federal. El local, por su parte, tuvo en Nicolás Quiroga (24, con 11/14 en dobles) al goleador de la noche.

Fue muy buena la efectividad de Napostá (4/5 en triples) y con distracciones la defensa de Villa Mitre. Por ello, el inicio se dio a puro gol, con el dueño de casa dominando el tanteador y alcanzando a sacar siete puntos (20-13) a 4m16 del 1C.

El dueño de casa se movió al ritmo de Pallotti (3 asistencias en el 1C) y buscó a Quiroga en el poste alto; mientras que el tricolor se mantuvo a la expectativa en base a acciones individuales. En ese sentido, sobresalió la labor de Berdini, con 3/3 a distancia y 2/2 en la pintura.

No obstante, a medida que ambos equipos fueron rotando sus iniciales (se cargaron Quiroga y Radavero en el local), Villa Mitre sacó ventajas.

Primero, la visita tomó confianza con una jugada de doble y falta de Ramiro Santiago. Luego, el que tomó la posta fue Cristian Miguel. El alero anotó 8 puntos consecutivos y el conjunto de Ugolini pasó al frente: 37-38 a 4m12 del ET.

Además, comenzó a notarse una peligrosa falta de variantes ofensivas en Napostá, ya que en los últimos 5m03 solo pudo anotar un gol de cancha (triple de Gentili).

Esa tendencia se mantuvo en el amanecer del 3C.

El equipo de Aleksoski debió atravesar 4m34 hasta lograr anotar desde el campo. Esta vez, un triple de Harina cortó la sequía y recortó a 10 la desventaja (49-59).

Aunque esa conversión se dio en medio de un gran pasaje anotador de José Gutiérrez (9 en el 3C), entregándole a Villa Mitre tranquilidad para afrontar el cuarto final.

Corriendo de atrás, la opción de ataque más confiable en el dueño de casa pasó ser darle la bola a Quiroga (anotó sus últimos 9 lanzamientos con valor doble). Sin embargo, nunca alcanzó a poner en aprietos al tricolor.

Porque en dos ocasiones alcanzó a colocarse a seis tantos (68-74 y 70-76) y en ambas, la visita salió adelante con un triple: Diomedi, primero, y Miguel, más tarde.

El broche lo puso Javier Bollo.

El pivot no había comenzado fino (0/4 en dobles y 0/2 en TL), pero regresó en el epílogo y completó una aceptable planilla, cargando el tablero ajeno y jugando uno contra uno.

Incluso, desde la tribuna alguno alcanzó a gritar “¡Dejalo tirar un triple, Ugolini!”. Claro, Villa Mitre ya tenía el juego en el bolsillo y el interno se estaba despidiendo.

El triple quedará para el regreso.

Síntesis | Primera División – Fecha #5

Napostá 73: Bruno Pallotti 15, Ramiro Aguirre 11, Federico Harina 7, Federico Radavero 9, Nicolás Quiroga 24 (x) (Fi); Augusto Meneses 0, Gustavo Gentili 3 (x), Tomás Tajan 2, Manuel Ayala 2, Federico Elías 0 y Mateo Fernández Solari 0. DT: Sebastián Aleksoski.

Villa Mitre 91: José Gutiérrez 13, Marcelo Berdini 13, Matías Monteoliva 6, Ramiro Heinrich 19, Javier Bollo 12 (Fi); José Luis Martínez 0, Gastón Diomedi 9, Ramiro Santiago 3 y Cristian Miguel 16. DT: Ariel Ugolini.

Parciales: 27-23, 44-45 (17-22), 56-67 (12-22) y 73-91 (17-24).

Árbitros: Emanuel Sánchez – Marjorie Stuardo.

Estadio: Antonio Palma (Napostá).

Fuente: Gente de Básquet

Dejar una respuesta